Funcionamiento de una nevera Trivalente.

Preguntarse por el funcionamiento de una nevera trivalente es normal ya sea por que tienes una, por que quieres tener una o bien por que eres una persona curiosa. Y su funcionamiento es tan curioso como la propia nevera trivalente.

Su funcionamiento es muy similar a la nevera que puedas tener en tu casa. Mantener los alimentos en una temperatura baja para que así se reduzca la reproducción de bacterias y los alimentos pierdan calidad o bien mantener las bebidas frías es una parte fundamental de cualquier nevera.

En este artículo sabrás como funciona una nevera trivalente, que piezas son las que hacen que funcionan bien y a su vez obtendrás un extra. Cuando se sabe como funciona algo, si en futuro ese algo falla, es muy probable que sepas por que ha fallado y como arreglarlo.

¿Cómo es el funcionamiento una Nevera trivalente?

funcionamiento una Nevera trivalente

Para empezar el proceso de evaporación y cambiar el refrigerante de líquido a gas, la presión sobre el refrigerante debe reducirse a través de una salida llamada tubo capilar.

 El efecto es similar a lo que sucede cuando usa un producto en aerosol como el spray para el pelo. El contenido de un bote de aerosol es el lado de presión / líquido, la salida es el tubo capilar y el espacio abierto es el evaporador. Cuando libera el contenido en el espacio abierto de menor presión, se convierte de líquido a gas.

Para mantener un refrigerador en funcionamiento, debe poder devolver el refrigerante gaseoso a su estado líquido, por lo que el gas debe comprimirse a una presión y temperatura más altas nuevamente. Aquí es donde entra el compresor.

Este nos proporciona un efecto muy parecido al que produce la bomba de hinchar cuando se emplea para inflar una rueda de bicicleta, es decir, cuando usas la bomba para inflar sentirás como el calor aumenta mientras comprime el aire.

Una vez que el compresor ha hecho su trabajo, el gas debe estar a alta presión y muy caliente. Después tendrá que enfriarse en el propio condensador, que está en la parte de atrás del refrigerador, para que el aire ambiente pueda enfriar su contenido.

En el momento en el que el propio gas comienza a enfriarse en el condensador el cual se encuentra a una presión muy considerable, este se volverá a convertir en líquido.

Finalmente este refrigerante líquido, volverá de regreso al evaporador donde toda la historia comenzará de nuevo.